Aquí quiero presentaros el nuevo blog que he hecho para la enfermedad de mi hijo Jordi, El Sindrome de Alstrom, espero que lo visiteis, me gustaria que su enfermedad se conociese un poco mas

lunes, 9 de julio de 2007

¿QUIEN CUIDA A LOS CUIDADORES?

¿Quién cuida a las cuidadoras?

El otro día no se donde fue, leí un articulo, en donde decía, la forma de detectar el maltrato a los ancianos, y me llamó mucho la atención que una de las cosas que ponía era observar si tenía las uñas cortas y cuidadas. Y yo me pregunto ¿Quién se preocupa del maltrato psicológico que sufren las cuidadoras? A mi me parece de maravilla que castiguen al que maltrata a un anciano eso es igual de indigno que maltratar a un bebe, los dos son personas indefensas que necesitan de tu cuidado y atención. Pero ¿considerar maltrato que no tenga las uñas cuidadas? Yo hace cuatro años que estoy cuidando de mi suegra y antes que ella estuve diez cuidando a mi padre, y puedo asegurar que le cortaba las uñas a mi padre y se las corto a mi suegra, pero no siempre tengo tiempo de hacerle una manicura completa, pues tengo otras cosas que hacer aparte de cuidar al anciano, pues normalmente las cuidadoras, tenemos que cuidar la casa y a toda la familia aparte de al anciano.
Y a las cuidadoras no las cuida nadie, al contrario, solo se le exige. Lo único que importa es que el anciano o el enfermo este bien atendido, por el todo el mundo pregunta, todo el mundo se interesa, viene una enfermera de enlace para comprobar que todo va bien y que el cuidador esta haciendo las cosas bien, viene el medico una vez al mes, a la cuidadora le ponen un sellito en la cartilla para que cuando vayas al centro de salud te atiendan enseguida y puedas volver rápido a meterte en tu casa a cuidar al anciano, ¿realmente alguien se ha creído que esta deferencia que nos han dado a los cuidadores en la seguridad Social, de poder pasar por delante de los demás, es una deferencia hacia la cuidadora? Eso también en una deferencia hacia en anciano al que estas cuidando, quieren que vuelvas rápido a tu obligación, estar encerrada en casa con el o ella.
A veces he escuchado que las cuidadoras después de muchos años tienen ataques de ansiedad, tienen depresiones ¿le importa eso a alguien? Muchas veces no puedes ni siquiera ir a un psicólogo, porque no tienes tiempo, no puedes faltar tanto rato de casa, ¿viene entonces un psicólogo a casa? Por supuesto que no, seguramente si fuese el anciano el que necesitase de una atención especial en casa, la seguridad Social se la mandaría, pero a la cuidadora no.
Cuantas mujeres de 45, 50 años fueron educadas nada más que para ser cuidadoras, para poner su vida nada más que al servicio de los demás, sin ningún reconocimiento por parte de nadie. Pues para toda la sociedad, para sus propias familias, y ya incluso para ellas mismas, no hacen nada del otro mundo, solo cumplir con la obligación que todo el mundo ya da por hecho que tienen.
Primero fueron hijas, de unos padres que por ser “la niña”, todo eran prohibiciones e imposiciones “niña pon la mesa” “niña ve a comprar el pan” “niña ayuda a tu madre”
Luego se convirtieron en esposas, teniendo que servir al amo que sale a trabajar y a ganar el dinero “cuando la que realmente se hartaba a trabajar era la pobre ama de casa, sin reconocimiento ni agradecimiento de nadie, sobre todo cuando también iban viniendo los hijos, que en esa época eran exclusividad de las madres.
Ahora ya cincuentonas, tienen que continuar su vida sin haber disfrutado de ella, y normalmente, teniendo que cuidar a un padre, una madre, una suegra, a los nietos, a los hijos mayores que aun viven en casa.
¿Y que nos ha quedado? ¿Quién nos va a decir alguna vez, aunque sea simplemente gracias?

Estos derechos me los mando una amiga por Internet

Los Derechos del cuidador

Tengo el derecho de: -cuidarme a mí mismo. Esto no es un acto de egoísmo. Me da la capacidad de cuidar mejor a mi pariente.
-pedir ayuda de otras personas, aunque mis parientes se opongan. Que reconozcan los límites de mi aguante y mi fuerza.
-mantener intactas las facetas de mi vida que no tienen que ver con la persona que cuido, así como lo haría si ella estuviera en buen estado de salud. Sé que hago todo lo razonablemente posible por esta persona, y tengo derecho de actuar por mi bien.
-enojarme, sentirme deprimido y, de vez en cuando, expresar otros sentimientos difíciles.
-rechazar cualquier intento de parte de mis familiares (sea de manera consciente o inconsciente) de manipularme con sentimientos de culpa o de depresión.
-recibir consideración, cariño, perdón y aprobación por lo que hago por mi ser querido, siempre y cuando ofrezca a cambio esas mismas cualidades.
-sentirme orgulloso de lo que estoy logrando y aplaudir el valor que a veces ha sido necesario para satisfacer las necesidades de mi pariente.
-proteger mi individualidad y mi derecho de hacer mi propia vida que me ayudará a salir adelante cuando ya mi pariente no me necesite de tiempo completo.
-esperar y exigir que, a medida que encuentren recursos para ayudar a las personas física y mentalmente impedidas de nuestro país, se hagan avances similares para ayudar y apoyar a los cuidadores.

3 comentarios:

El blog de Teresa dijo...

Gloria: He entrado en tu blog y me ha gustado mucho lo que escribes sobre las cuidadoras. Ya sabes lo que estuvimos hablando cuando nos vimos. Espero que encuentres ese espacio necesario para sentirte bien.

Si quieres entrar en mi blog, esta es la direccion:

clubhoravioleta.blogspot.om

Marian dijo...

No sabes cuánto me identifico y entiendo todo lo que escribes al respecto. Se siente un gran alivio encontrar gente que entienda y/o comparta la experiencia (durilla) que estás viviendo.
Gracias Gloria. Un abrazo.
Marian

ana dijo...

Ser cuidadora de una persona dependiente, puede ser algo muy gratificante, pues la persona realmente te expresa el agradecimiento o te devuelve el cariño con que estas haciendo este trabajo. Pero tambien puede ser una autentica pesadilla, si la persona a la que cuidas te hace la vida imposible y se vuelve egoista y manipuladora. He pasado por las dos experiencias y por eso entiendo lo que quieres decir. Un saludo y animo.